Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Cultivo de la zanahoria

Por Félix Maocho
12/1/2013

Descripción general

La descripción que damos de la zanahoria se ajusta a la mayoría de las variedades de esta plantas, pero puede ocurrir que determinadas variedades se aparte mucho de estos los  requerimientos de cultivo indicados, por lo que habrá que consultar al suministrador de semillas, los específicos de la variedad que nos venda.

La zanahoria es una especie originaria del centro asiático y del mediterráneo. Ha sido cultivada y consumida desde antiguo por griegos y romanos. Antiguamente, algunas variedades de zanahoria se cultivaban por sus hojas y semillas aromáticas, otras por su raíz, hoy la práctica del consumo de hojas y semillas se ha perdido, aunque se mantiene en parientes próximos a la zanahoria como el perejil, el hinojo, el eneldo y el comino. Como raíz comestible se conoce desde el Siglo I en que aparece mencionada en un escrito. La zanahoria moderna fue posiblemente introducida en Europa entre los siglos VIII y X por Andalucía de la mano de los árabes, tanto en las variedades rojas como amarillas; Simeon Seth, médico y erudito judeo-bizantino del siglo XI, menciona ambos colores.

Durante muchos años, las raíces de la zanahoria fueron de forma dominante de color violáceo, hasta que en 1700 se produjo en Holanda una mutación natural al color naranja actual, debida a una superproducción de caroteno. Esta variedad de zanahoria tuvo tanto éxito que poco a poco ha desplazado de los mercados a la variedad violáceo primitiva hasta casi su extinción, tan solo se ha mantenido es color en algunas especies mas ásperas, cultivadas fundamentalmente como forraje de ganado.

Recientemente con el auge de la agricultura natural, vuelven a cultivarse para el consumo humano variedades de zanahorias violáceas. Hoy se pueden encontrar con cierta facilidad además de las zanahorias de color naranja, violeta, y variedades blancas o en una combinación de rojo y blanco. Lo habitual es que la raíz de la zanahoria sea recta cilíndrica o cónica, pero existen variedades que producen zanahorias bifurcadas a semejanza de la mandrágora.

La zanahoria es una plantea de nombre científico, Daucus carota, de la familia de las Umbelíferas (Umbelliferae), también llamadas apiáceas, que tuvo su origen en Asia central, posiblemente en Afganistán. Desde donde se ha extendido a todo el mundo, siendo una de las verduras más comunes en el uso habitual de todas las culturas por lo que se le considera la especie más importante y de mayor consumo dentro de esta familia.. Es una planta bianual, por lo que necesita dos años para completar su ciclo vegetativo, en el primer año se forma una roseta de pocas hojas y la raíz, un receptáculo de energía con el que afronta el segundo año, donde se desarrolla un corto tallo de alrededor de un metro en el que se forman las flores, una umbela de flores blancas en el ápice Como en la mayoría de los casos el objetivo es aprovechar la raíz, su recolección se realiza a los pocos meses de la siembra.

Temperatura

Es una planta aguanta bastante bien las bajas temperaturas pero  tiene preferencia por los climas templados. La temperatura mínima de crecimiento está en torno a los 9ºC y un óptimo en torno a 16-18ºC. Soporta heladas ligeras sus raíces no se ven afectadas hasta una temperatura de suelo de _5ºC lo que permite plantarla al aire pasado los fríos más crudos del invierno. Las temperaturas superiores a 28ºC provocan la aceleración de los procesos de envejecimiento de la raíz, pérdida de coloración, etc. Para llegar a la floración al inicio del segundo año precisa pasar las bajas temperaturas del invierno para dar el inicia de las fases de floración y fructificación.

Riego

Es bastante exigente en riegos en cultivo de verano y especialmente cuando se realiza sobre suelos secos. Mantener una humedad constante tanto en la fase de nascencia como en el cultivo sin altibajos bruscos. Es ideal el riego por aspersión.

Suelo

El suelo ideal es un limo ligero pero profundo que no se seque con demasiada rapidez, también son muy adecuados los suelos sueltos calizos, aireados y frescos, ricos en materia orgánica bien descompuesta y en potasio, con pH comprendido entre 5,8 y 7. Los terrenos compactos y pesados originan raíces fibrosas, de menor peso, calibre y longitud, aumentando el riesgo de podredumbres. Los suelos pedregosos originan lesiones en las raíces o bifurcadas y los suelos con excesivos residuos orgánicos dan lugar a raíces acorchadas. En la medida de lo posible elegir parcelas de textura ligera a ser posible arenosa con capacidad para retener agua. En estos suelos salen zanahorias finas, bien formadas y de calidad.

La zanahoria es muy exigente en suelo, por lo que conviene mantener con ella rigurosamente la rotación de cultivos y no conviene repetir el cultivo de zanahoria al menos en 4-5 años. Como cultivos precedentes habituales están los cereales, aunque los cereales pueden favorecer la enfermedad del picado; tambien son adecuados la patata el girasol el tomate, el puerro y la cebolla. como cultivos precedentes indeseables otras umbelíferas como por ejemplo el apio.

Principales variedades de zanahoria

Siendo una de las hortalizas de consumo más extendido por el mundo, existen cientos de variedades de zanahorias que difieren tanto en el color de la raíz como en su forma y consistencia, por ello me limitaré a nombrar las más conocidas en España y a explicar algunas de sus características. Como anécdota diré que el record del mundo de zanahoria gigante le ostenta John Evans que en 1998 cultivó en Palmer (Alaska) una zanahoria que pesó 8,6 kg. Actualmente el “Centro de Avance Vegetal” en la Universidad de Texas A&M ha desarrollado una variedad con piel púrpura y carne naranja, la BetaSweet (también conocida como la llamada zanahoria marrón) con sustancias para la prevención del cáncer, que se ha comenzado a distribuir de forma limitada.

Las distintas variedades se  agrupan según su aspecto externo en:

La “zanahoria oriental” el modelo más primitivo , domesticada en el Asia Central, posiblemente en la actual Afganistán, durante el siglo X o quizás antes. Los especimenes de esta clase que quedan hoy son normalmente de color púrpura (color proporcionado por pigmentos de antocianina) o amarillas y a menudo tienen raíces bifurcadas.

La “zanahoria occidental” surgió en los Países Bajos durante los siglos XV o XVI, haciéndose popular por su color anaranjado (resultado de la abundancia de carotenos), fue considerado un emblema de la Casa de Orange-Nassau de los países bajos durante la lucha por la independencia holandesa. Aunque las zanahorias anaranjadas son lo corriente en el occidente, también existen otros colores, como el blanco, amarillo, rojo y púrpura, que se producen recientemente-

En España predominan las zanahorias naranja que a su vez se subdividen en tres grandes grupos:

  • Zanahorias grandes, utilizadas  para su consumo crudas y guisadas, Destinadas fundamentalmente a la transformación, pero también al producto crudo preparado y al producto fresco.
  • Zanahorias alargadas y finas, generalmente utilizadas para envasar lavadas y en manojos para su consumo, o peladas y cortadas en varios trozos que mantienen la forma original,,envasadas en bolsas pequeñas que son consumidas a modo de aperitivo.
  • Zanahorias en manojo: como producto de verano para su consumo en fresco. Se produce a lo largo del año. debe ser tierna y dulce, mientras que la zanahoria de lavado ha de ser más resistente.

Paso una relación de variedades comerciales de Zanahoria.

  • AMSTERDAN: cilíndrica, fina, medio-larga
  • ANTARES: cilindrocónica, resistente a la rotura, se adapta a los cultivos de verano y otoño, especialmente en siembras de marzo a mayo.
  • CARSON F1: híbrido tipo chatenay.
  • CHANTENENAY: cónica alargada, a veces con el corazón rojo, aguanta al agrietado.
  • DANVERS: norteamericana, similar a la chatenay
  • DIAVA F1: recomendada para todo el periodo de zonas frías (agosto-enero) y principalmente para octubre a noviembre en zonas más cálidas.
  • FLAKEE: más alargada que la Nantesa, terminación roma
  • GÉMINI: resistente a la humedad, uniformidad, precocidad.
  • GUERANDE: cónica corta
  • KAROL: variedad precoz adaptada a los suelos ligeros.
  • KAROTAN: variedad de tipo Flakee, buena coloración externa e interna, resistente al rajado y a la recolección mecanizada.
  • LONG IMPERATOR: anaranjado intenso, raíz larga
  • MAESTRO: resistente a Alternaria y cavity spot. Tiene una equilibrada proporción de hoja y raíz.
  • MAJOR: variedad tolerante al frío gracias a su rebrote tardío.
  • MALLORQUINA; precoz, ligeramente verdoso el cuello.
  • MEÑIQUE: raíces pequeñas, forma de dedo-
  • NANDRIN: variedad de ciclo medio, de raíz lisa y cilíndrica.
  • NANTESA: cilíndrica alargada.
  • NELSON: híbrido precoz tipo Nantes, de follaje fuerte, aptas para las primeras entregas en manojo y las producciones en verano como cosecha principal.
  • NENE: híbrido medio-precoz. Presenta una hoja fuerte, raíz lisa y fina y se cultiva en tierras que no son demasiado arenosas.
  • NIPPON: híbrido tipo Nantes de hoja fuerte y raíz larga.
  • PARISINA: de raíz redonda, precoz
  • PLUTO: para el cultivo de fin de primavera y verano, se adapta a terrenos ligeros y tiene un ciclo de vegetación rápida.
  • PREMIA: siembra entre febrero y marzo, y su recolección de localiza durante los meses de julio y agosto.
  • RONDÖ; derivada de la Parisina
  • RIGA F1: variedad tipo Nantes de ciclo medio, recomendada para siembras de otoño.
  • SAN VALERY: larga, grande y puntiaguda
  • SPLENDID F1: variedad de doble aptitud, precoz y con terminación muy redonda.
  • TEMPO: variedad de ciclo precoz, muy adaptada a los suelos arenosos.
  • TINO F1: variedad del tipo Nantes, cilíndrica, recta, lisa y larga, zanahoria de lavado con buena aptitud para la conservación, destaca por su rusticidad y elevados rendimientos. Su siembra
  • corresponde de agosto a diciembre en zonas templadas y de febrero a julio en zonas frías.
  • TIP-TOP: precoz, deriva de la Nantesa.
  • 1901 F1: hoja fuerte, oscura y erguida, ideal para manojo, precoz , raíz muy lisa y especialmente indicada en suelos muy sueltos y fértiles.

Samillas Batlle tiene en su catálogo las siguientes variedades.

Chantenay de corazón rojo 2  

Variedad medio larga de raíz cónica, punta ligeramente redondeada, muy azucarada y gustosa. Apreciadísima para mercado.Forma de cultivo: Se siembra todo el año, con preferencia de Febrero a Mayo, de asiento, a voleo o en líneas equidistantes unos 40 CMS. Aclarar a unos 10 CMS. de distancia.

Recolección: Aproximadamente a los 3 ó 4 meses de su siembra.

Nantesa 2 sep.

Variedad precoz. Raíces bien formadas, sin corazón, muy dulces y de piel fina. Su forma es cilíndrica terminada en punta roma. Buena conservación y excelente aceptación para mercado. Forma de cultivo: Se siembra todo el año, con preferencia de Febrero a Mayo, de asiento, a voleo o en líneas equidistantes unos 40 CMS. Aclarar algo crecidas las plantas a 10 CMS. de distancia.

Recolección: A los 3 ó 4 meses de su siembra.

Nantesa 5 sep. Cilindro 

Excelente variedad mejorada por nuestra firma, forma cilíndrica, bien uniformada terminando en punta roma. Piel fina totalmente exenta de corazón, color anaranjado intenso y dulce sabor, de mucho aguante y resistencia a subirse.  Forma de cultivo: Se siembra todo el año, con preferencia de Febrero-Mayo, de asiento, a voleo o en líneas equidistantes unos 40 cms. Aclarar a unos 10 cms de distancia.

Recolección: Aproximadamente a los 3 ó 4 meses.

Saint Valery muy precoz 

Variedad de desarrollo rápido tanto en follaje como en la raíz. El limbo es claramente más estrecho que las nantesas, siendo el tono de su color algo más oscuro. Forma de cultivo: Se siembra preferentemente de Febrero a Mayo, pudiéndose hacer todo el año.

Recolección: Se hace a los tres meses de su plantación aproximadamente.

Morada  

Raíces bien formadas, muy dulces y de piel fina. Esta de violáceo y su interior morado. Su forma es cilíndrica terminada en punta. Buena conservación y excelente aceptación para mercado aficionado por su sabor dulce.  Forma de cultivo: Se siembra todo el año, con preferencia de Febrero a Mayo, de asiento, a voleo o en líneas equidistantes unos 40 cms. Aclarar algo crecidas las plantas a 10 cms. de distancia.

Recolección: A los 3 o 4 meses de su siembra.

Modo de cultivar la  zanahoria

En macetas

En contra de lo que se pudiera esperar las zanahorias se cultivan bien en macetas. Aunque es de ciclo largo, tiene una cosecha muy satisfactoria. Lógicamente se necesitan recipientes de cierta profundidad puesto que la raíz de la zanahoria puede crecer mas de un palmo. La profundidad de la maceta es un condicionante para la selección de la variedad de zanahoria a sembrar el tamaño esperado de la zanahoria debe ser por lo menos tres centímetros menos que la capa de tierra del tiesto. Una zanahoria normal puede llegara tener 25 centímetros por lo tanto precisamos macetas que ronden los 30 cm y pero hay zanahorias pequeñas, redondas, como la  “Orbit” o “Pulgarcita”, que no sobrepasan los 15 cm por lo que tendremos bastante con recipientes de con una capa de tierra de 20 cm. Lo que en cualquier caso necesitamos es pleno sol.

Un substrato muy adecuado es mezclar 50 % de tierra de cultivo con 30 % de  humus de lombriz y 15% de compost y 5% de tierra calcárea. (o añadir algo de cal apagada). Puede haber en ella una cierta cantidad de guijarros, pero estos no deben ser abundantes. ni superar el tamaño de los tres centímetros. No dejar secarse en exceso la tierra  y aportar algo de abono con el agua al menos dos veces a lo largo del cultivo. Por lo demás la forma de cultivo no difiere de la habitual en el huerto.

En bancales.

La zanahoria es una planta de crecimiento lento y de bajo porte, por lo que su producción puede solaparse durante los 2 o 3 primeros meses con el final de otros  cultivos que sean esbeltos. Generalmente, las zanahorias se plantan con otros vegetales tolerantes a las heladas, tan pronto como los suelos (descongelan) calientan en primavera. Como la zanahoria se siembra en un periodo prolongado de tiempo es práctica habitual poner las hileras de planta más apretadas y sembrar en un principio una de cada hilera  y sembrar las otras con un mes de diferencia con lo que tendremos una producción continuada con zanahorias en distinta fase de s desarrollo.

Preparación del terreno.

Necesitamos tener el terreno suelto en lo que es la profundidad de la zanahoria para romper los terrones o restos orgánicos y permitir que las raíces puedan crecer sin tener que esforzarse en abrirse camino, por ello si el suelo esta apelmazado deberemos abrirlo en una profundidad de unos 30 cm. La mejor forma de hacerlo manualmente es con horcas de hierro y aun mejor con horcas de doble mango  . Si el bancal está muy duro es posible que tengamos que recurrir a una labor mecánica profunda con subsolado o vertedera, seguida de una labor más superficial que desgrane la capa superior del terreno con un subsolador. Normalmente suelen prepararse mesetas de 1.5 m. de ancho que dan para y cuatro bandas zanahorias..

Sembrado

Se puede realizar la siembra en cualquier época del año en que el tiempo lo permita, es decir desde que acaben las heladas del invierno superiores a los  –5ºC  teniendo como límite que la planta, (si se va a recolectar para comer y no dejarla para semilla), no sufra los rigores del verano con temperaturas superiores a los 28º. Ello permite que en una buena parte de la Península y archipiélagos puedan iniciarse la siembra en cualquier época del año mientras que en la meseta central, las épocas más habitual de siembra se inician a mediados de febrero y finalizan en Abril con el fin que puedan recolectarse antes de mediados de julio, y volverlas a sembrar en Septiembre  y Octubre para tener zanahorias frescas hasta Diciembre.

Lo habitual es hacer siembras espaciadas un mes, para conseguir tener una cosecha escalonada mas prolongada en el tiempo. Aunque las zanahorias pueden aguantar el calor del verano en muchas áreas, crecen mejor cuando se siembran en la entrada de primavera. Las plantaciones de Septiembre, suelen ser de zanahorias precoces y de menor tamaño, que maduran rápidamente en otoño, y son suaves, dulces llamadas “mini-zanahorias” muy apreciadas. Mientras que las variedades pequeñas se consumen frescas, las grandes pueden consumirse frescas o cortadas de hace tiempo porque aguantan más.

En las parcelas de un huerto se suele realizar la siembra a voleo , procediendo a cubrir posteriormente el terreno con tierra fina en una capa de 5 mm También se pueden hacer pequeños surcos que disten 20 cm. y sembrar el surco como quien hecha sal en ellos procediendo posteriormente a cubrir los surcos ligeramente de tierra. Las semillas nace a los 10 ó 15 días, sea cual sea el método elegido. Para asegurar la germinación riegue, (sin arrastrar la tierra, con una regadera fina por ejemplo), la zona sembrada de modo que abunde la humedad cerca de las semillas que hemos repartido.

Es importante elegir la variedad de acuerdo con la época del año en que se desea recolectar, lo habitual es recolectarlas entre los tres y cuatro meses de la siembra pero hay variedades precoces que crecen antes. Para adelantar la temporada de recolección puede defenderse la planta de los fríos en su primer periodo de desarrollo con invernaderos de túnel. Si el tiempo no es tan riguroso basta con cubrir durante quince días la fila con plástico transparente de polietileno, calienta el suelo y conserva la humedad, pero tiene que

quitar el plástico en cuanto aparezcan sobre el suelo las primeras hojas de las plantas. La siembra al aire libre no puede hacerse hasta que la temperatura del suelo durante el día sea aproximadamente de 5ºC. Pueden cultivarse en invernadero, o en lechos calientes, en pequeños tiestos t un mes más tarde trasplantarlas a la parcela, por lo que en climas fríos adelantaremos la primera cosecha un mes, pudiendo tener zanahorias frescas desde marzo,.

Entresacado

Si hemos sembrado a manta lo habitual es que crezcan muchas plantas demasiado aproximadas unas a otras, antes de un mes se  entresacan las matas nacidas, hasta dejarlas en un cuadro aproximado de 8 a 15 cm (según el tamaño de la zanahoria y a  20 cm, entre filas con esta labor eliminaremos tambien todas las malas hierbas que hayan podido crecer.

Abonado.

Las zanahorias son plantas exigentes en abono, debemos pues proporcionarlos basura ya muy descompuesta para que sea rica en sales minerales. Podemos tambien complementarla con abono mineral  A modo de orientación se indican los siguientes abonados, Con la preparación de terreno una o dos semanas antes de la siembra se introduce por m2: 0,3 kg. muy fermentado, más 4, gr. de superfosfato de cal al 18 %  y 10 gr. de cloruro potásico al 50 %  y a lo largo del desarrollo cada mes, 3gr, de nitrato amónico al 33,5 %

Escarda.

La zanahoria tiene un sistema radicular muy pobre basado en unas finas ricillas que parten de la raíz central que sirve de almacén de alimentos, por ello es una de las hortalizas más sensible a la competencia con las malas hierbas, por lo que la labor de quitar males hierbas es fundamental sobre tanto durante las primeras fases., Es esencial mantener controladas las malas hierbas durante las primeras semanas y realizar periódicamente (cada quince días o menos) labores de escarda superficiales con un azada procurando no dañar las raíces de la zanahoria por lo que no conviene ahondar sino solo actuar superficialmente, Además conservar el cultivo limpio de malas hierbas facilita la recolección.

Recolección.

Las zanahorias pueden ser cosechadas en varias etapas de desarrollo. Las zanahorias delgadas con 1 a 1,5 cm de diámetro son zanahorias tiernas que no han madurado, pueden agregarse a ensaladas e incluso comerse las hojas verdes. o confundir estas con zanahorias enanas, que son variedades que alcanzan la madurez  con pequeño tamaño.

La recolección de la zanahoria madura se efectúa antes de que la raíz alcance su completo desarrollo (de 4/5 cm. de diámetro en las zanahorias grandes  y de 2/3 cm en las finas,  esto suele variar según la variedad y momento de siembra, así como para el uso final que se las destina en un intervalo de 3-6 meses, La forma de recolectarlas en los huertos familiares es arrancarla bien a mano o bien con ayuda de un pala que levante la tierra en la que está la zanahoria, Las zanahorias muy grandes, han pasado su etapa de madurez y son menos sabrosas, y pueden ser más fibrosas sobre todo por el lado del tallo.

Las zanahorias plantadas en verano pueden ser dejadas en la tierra hasta que haya una helada muy fuerte. Una práctica en estas zanahorias sembradas después del verano es colocar una capa de paja (de trigo) sobre la tierra, con el fin de conservar la temperatura del terreno. Con esta práctica en algunos climas de temperaturas no muy frías permite cosechar zanahorias durante todo el invierno.

Existen muchas propiedades visuales y físicas que caracterizan una zanahoria de calidad. En general las zanahorias deberían ser:

  • Firmes (no fláccidas).
  • Rectas con un adelgazamiento uniforme.
  • Color naranja brillante.
  • Ausencia de residuos de raicillas laterales.
  • Ausencia de “corazón verde” por exposición a la luz solar durante la fase de crecimiento.
  • Bajo amargor
  • Alto contenido de humedad y azúcares reductores es deseable para consumo en fresco.

Son defectos de calidad, la falta de firmeza, forma no uniforme, aspereza, desarrollo pobre de color, grietas, corazón verde, y quemado del sol.

Lavado 

Las operaciones de lavado y acondicionado se realizan en almacén, Las zanahorias finas se ponen en manojos y se lavan en un bidón abundante agua fresca para que suelten las piedras y toda la tierra que tengan adherida a la piel. Las zanahorias gruesas se las cortan las hojas y se lavan por inmersión en agua. En esta fase se separan las zanahorias partidas o dañadas  Una vez lavadas se las coloca en cestos de plástico o cajones de verduras para que pierdan el agua por escurrido.

Conservación:

Las zanahorias finas, se consumen frescas, las zanahorias gruesas, se las quitan las hojas pues aunque son comestibles las hojas le roban humedad y el valor nutritivo a las zanahorias. La zanahoria gruesa pueden almacenarse durante algún tiempo. Las zanahorias, almacenadas en sitio fresco y algo húmedo pueden ser conservadas hasta tres meses pero no se podrá evitar tener bastantes bajas por pudriciones, brotación y deshidratación. En un refrigerador a 0ºC es típicamente así  durará, en manojos  10-14 días  sin hojas y raíces pequeñas  4-6 semanas y gruesas de 7-9 meses A temperaturas de almacenaje de 3-5ºC, las zanahorias maduras pueden ser almacenadas con un desarrollo mínimo de pudriciones por 3-5 meses.

Hay otro sistemas tradicionales de conservación por ejemplo pueden ser enterradas en arena ligeramente húmeda en un sitio fresco y oscuro, o ser almacenadas en el huerto en un hoyo aislado (forrado) con paja. Bajo condiciones adecuadas de almacenaje, las zanahorias tardan entre 4 a 6 meses.

Las zanahorias mínimamente procesadas (frescas-cortadas, cortadas y peladas) pueden mantener una buena calidad por 2-3 semanas a 3-5ºC. La humedad relativa óptima oscila entre 98-100%, pues es esencial una humedad relativa alta para prevenir deshidratación y pérdida de crocancia. No obstante la humedad libre del proceso de lavado no evaporada, habitual en las promueven el desarrollo de pudriciones, por lo que no es conveniente conservarlas en bolsas de plástico y menos si estas no contiene gruesas perforaciones.

Plagas.

Como todas las plantas bulbosas la zanahoria atrae hacia su raíz muchos depredadores. Dado que en el huerto familiar es muy complicado y peligros utilizar productos fitosanitarios, y los productos ecológicos son de resultados menos efectivos e intensos, debemos sobre todo poner en practica medidas preventivas en primer lugar y una vigilancia duran todo el tiempo de cultivo para tratar de erradicar las enfermedades en su comienzo, antes que las epidemias se extiendan.

La principal y más eficaz mediada preventiva es mantener rigurosamente la rotación de cultivos, no deben plantarse umbelíferas en el mismo terreno sin el paso de un periodo de dos a tres años. Por otra parte cualquier hoja o planta que tenga síntomas de enfermedad debe arrancarse y sus restos a ser posible deben incinerarse.

La principales plagas son:

Mosca de la Zanahoria (Psylla rosae)

El adulto mide 4,5 mm y presenta cabeza parda y abdomen alargado y negro. La larva es de color blanco amarillento brillante, y de 7-8 mm. de longitud y ápoda. Ivernan en el suelo en estado pupario. haciendo su aparición en primavera.

Biología: ovopositan en el suelo u otros cultivos (apio, etc.). A los diez-doce días, salen las larvas que penetran en el interior de la raíz, excavando una galería descendente que llega hasta casi el final de la raíz. Transcurrido un mes, se transforman en ninfas. Los adultos hacen su aparición a mediados o finales de julio para después convertirse en ninfas.

Daños: las larvas penetran en la raíz, donde practican galerías sinuosas, sobre todo en la parte exterior, que posteriormente serán origen de pudriciones, si las condiciones son favorables se produce una pérdida del valor comercial de las raíces atacadas.

Control: desinfección del suelo y/o desinfección de semillas.  Debe solarizarse el suelo que ha padecido esta plaga, las semillas pueden tratarse con desinfectantes previamente a su siembra.

.

Pulgones  (Cavariella aegopodii, Aphis spp., Myzus persicae)

Aparte del daño que ocasionan, sus picaduras son la entrada de enfermedades víricas, por lo que son doblemente peligrosos.

Daños: los pulgones se alimentan picando la epidermis, por lo que producen fuertes abarquillamientos en las hojas que toman un color amarillento.

Control biológico: existen numerosos depredadores de pulgones como Coccinella septempunctata, Chrysopa y algunos parásitos himenópteros que desarrollan sus larvas en el interior del pulgón.

-Gusanos grises  (género Agrotis)

Daños: las orugas devoran las partes aéreas de las plantas durante la noche, en tanto que permanecen en suelo o bajo las hojas secas durante el día.

Gusanos de alambra (Agriotes obscurus, A. sputator, A. lineatus)

Daños: atacan las raíces de la zanahoria produciendo galerías que, en ocasiones generan podredumbre.

Nemátodos  (Heterodera carotae, Meloidogyne spp.)

*Heterodera carotae es una plaga muy importante y extendida en climas templados, los síntomas de su ataque son plantas con follaje muy reducido y hojas de color rojizo. Las raíces se reducen y aparecen bifurcadas, provocando una cabellera anormal de raicillas oscuras.

*Meloidogine spp. se extiende en climas cálidos, produciendo importantes daños sobre las raíces, transformándolos en ristras de agallas.

Métodos físicos: un método que resulta muy eficaz, y empleado tanto en semilleros como en invernaderos, es tratar la tierra con agua caliente, (vaporeta) pues los nemátodos mueren a temperaturas de 40-50ºC.

Métodos culturales: enmiendas del suelo a base da materia orgánica, rotación de cultivos (intercalando plantas no sensibles), desinfectar los aperos de labranza, las ruedas de máquinas, etc., que hayan estado trabajando en campos contaminados y limpieza de malas hierbas, pues muchas especies de nemátodos son polífagos.

Enfermedades .

Mildiu (Plasmopara nivea) y Oidio (Erysiphe umbelliferarum, Leveillula taurica)

Daños: los ataques producidos por ambos hongos son parecidos, pues se caracterizan por la formación en la superficie de las hojas de un tipo de pudrición blanca y sucia constituida por los conidióforos y conidias.Control: es muy conveniente el empleo de fungicidas como al inicio de los primeros síntomas de la enfermedad. (Caldo bordelés) La frecuencia de los tratamientos debe ser en condiciones normales cada 12-15 días. Si durante el intervalo que va de tratamiento en tratamiento lloviese, debe aplicarse otra pulverización inmediatamente después de las lluvias. Debe reducirse el riego y permitir que se seque la corteza de la tierra,

Picado Cavity-Spot (Pythium violae, P. sulcatum, P. intermedium, P. rostratum)

Es la enfermedades más problemáticas en el cultivo de la zanahoria.Daños: sobre la raíz aparecen pequeñas manchas elípticas y translúcidas con contornos delimitados. Estas manchas evolucionan rápidamente a depresiones de color marrón claro, provocando un hundimiento y oscurecimiento de los lechos de células superficiales. Medidas preventivas: se basan en: diseñar un buen sistema de drenaje, evitar los suelos pesados, rotaciones de cultivos y fertilización nitrogenada razonada.

Quemadura de las hojas (Alternaria dauci)

Esta enfermedad aparece durante el verano y el otoño, en ambientes húmedos y calurosos. Síntomas: se presentan primero en forma de pequeñas manchas parduzcas, aureoladas de amarillo y diseminadas por el borde de las hojas. Al aumentar el número de las manchas mueren los tejidos intermedios, con lo que se deseca el foliolo completo. La planta aparece como quemada por el sol o por un tratamiento mal efectuado. Control: conviene utilizar semillas tratadas

Félix Maocho

Adaptado y estractado de Infoagro , Infojardín  y Wikioedia


.
.
indice

 

About these ads

12 enero 2013 - Posted by | Horticultura |

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: