Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Informática para PYMES – Certificación digital de contenidos digitales

Por Félix Maocho
5/8/2012

Un escrito en un periódico, una carta recibida en nuestro buzón, un contrato firmado, en general cualquier texto escrito en un papel suele ser aceptado como prueba en caso de que acudamos a los tribunales. Pues por un lado, resulta relativamente complicado modificar un contenido impreso y por otro, al hacerlo, se dejan en el soporte de papel suficientes restos del cambio, para que un peritaje ponga en evidencia el cambio efectuado.

Más problema es enviar una notificación de forma fehaciente a alguien mediante un escrito, tenemos en este caso que utilizar un tercero, para que acredite ante los tribunales, que enviamos al destinatario un mensaje con un contenido concreto.

Por último, otra necesidad que se nos puede plantear, es demostrar ante cualquiera, la autoría de un contenido. Por ejemplo, los autores depositan una copia de su obra al registros de la Propiedad Intelectual, pues con ello pueden demostrar en caso de necesidad su autoría y propiedad , ante cualquier obra similar que pretenda presentar posteriormente otro, como si fuera él el autor.

En la vida física existen diversos métodos de garantizar los contenidos, que van desde lo más sencillo que es guardar como prueba documento con el texto, o bien en los casos más delicados como en los contratos, la firma por ambas partes de copias idénticas de un contrato, a utilizar un tercero de suficiente credibilidad, que certifique en caso necesario la existencia y contenido del documento, como por ejemplo haciendo uso del envío a través del servicio de Burofax que tiene instituido el servicio de correos, o bien por vía notarial para que el notario de fe y certifique que recibió en determinada fecha un determinado texto y que Corros  por su parte lo remitió a un destino concreto. Por ultimo, existirá la entrega de un original en un registro de la propiedad industrial o intelectual según los casos para asegurar la autoría sobre una obra.

Hay pues en el mundo físico, no solo una respuesta, sino una panoplia de soluciones de más o menos seguridad jurídica, que elegimos de acuerdo con el coste que tenga el obtener el certificado y el mayor o menor riesgo de que alguien nos discuta la existencia o contenido del documento,

Los mismos problemas y potenciados se presentan en el mundo digital, pues siendo posible cambiar el texto impreso en un documento, o falsificar una firma, no es fácil hacerlo, y además hay el riego que expertos descubran fácilmente restos de los cambios efectuados en el soporte de papel, pero en el mundo digital resulta mucho más sencillo y deja menos rastros, efectuar cambios en el soporte digital, pues incluso hoy es relativamente sencillo modificar los documentos PDF, que en su momento se crearon como una forma de certificar que nadie pudiera modificar el contenido que portaban.

¿Cómo poder demostrar entonces que mande un email con un determinado texto a un cliente? ¿Cómo conseguir que un documento digital, pueda ser llevado a los Tribunales como muestra de una difamación sin que quede duda que no se ha manipulado? ¿Cómo asegurarse que las garantías de un producto dadas en el momento de la compra, o las condiciones pactadas de un contrato, no se modificarán posteriormente?

Como en el caso anterior para el mundo digital existen diversos procedimientos para estos cometidos, que se  elegirán en función del coste y el nivel de garantía jurídica que podamos desear obtener.

Certificación mediante una empresa de privada

¿Qué es mail.serialstamper.com?

Un servicio de certificación muy practico es Serialstamper cuya utilidad mail.serialstamper.com se destina precisamente a certificar que una comunicación por e-mail concreta ha sido enviada en un momento determinado y con unos contenidos determinados,  incluidos ficheros adjuntos.

Su funcionamiento no puede ser más sencillo al enviar un e-mail se pone como copia vista o copia oculta, un buzón concreto que recibe el mismo e-mail que recibirá el destinatario del e-mail.

Con ello conseguimos si hiciera falta en el futuro, tener constancia de que enviamos en tal fecha y hora un e-mail al destinatario con determinado contenido, incluido ficheros adjuntos. El destinatario podrá decir que no lo ha abierto pero no que a un determinado buzón no se mandó un determinado e-máil.

Por ejemplo, una empresa puede desear tener constancia de las comunicaciones con clientes y proveedores y poner de forma sistemática este destino oculto en cualquier comunicación que envíe a potenciales clientes o proveedores, como presupuestos, condiciones de pago, plazos de entrega, ofertas albaranes y facturas, de forma que en caso de reclamación haya una persona neutral que certifique tanto la correspondencia enviada como el contenido de la misma.

¿Qué es page.serialstamper.com?

Tambien puede ocurrir lo contrario, que deseemos que quede constancia del contenido de una web vista en Internet. La misma compañía ha puesto en marcha otro servicio terriblemente simple y efectivo la posibilidad de dar orden de visitar página web y copiarlos en los servidores de la compañía certificadora indicando además datos s como direccion IP , d fecha y hora, de forma que quede constancia del contenido de la misma.

Esta copia tiene una limitación técnica, que debemos conocer, los contenidos que captura son los que toma de una “fotografía instantánea” de página web, pero no guardar los objetos en “flash” o de otra procedimiento forma que cambien de forma dinámica en la página.

Por ejemplo al aceptar mediante un clic la conformidad con las condiciones de uso de un servicio en Internet podemos querer mantener un copia de las condiciones firmadas de forma que  podamos demostrar que no nos afectan cambios posteriores en las condiciones, o por el contrario puede servir para guardar las condiciones de garantía o contractuales en una de una oferta determinada, ponía o no algo que el cliente opina que ponía.

En otro aspecto puede ser utilizarse esta certificación para guardar constancia de que algo escrito en una web que pueda ser considerado una difamación contra nuestra persona o nuestra empresa. En definitiva una forma de poder presentar pruebas en caso de litigio, del contenido que había en un soporte digital en un determinado momento, y asegurar al tribunal que están libres de una manipulación posterior.

Igualmente podemos enviar a certificar cualquier imagen que hayamos tomado con una cámara digital obteniendo de esta forma una ingen certificada.

La ventaja de este servicio es su bajo coste. En un principio y para darse a conocer actualmente a (2/8/2012) es gratuito al menos para un uso ocasional o moderado, sin embargo no estoy seguro que tal gratuidad se mantenga si lo quieres para tener una certificación de toda la correspondencia de la compañía.

En su página http://www.serialstamper.com/servicios-y-contratacion/ dice lo siguiente: “Puede contratar el servicio de registro y certificación digital o solicitar más información en el teléfono (+34) 976-074-896 o a través de un  formulario:”

En mi opinión este servicio de certificación resulta más que suficiente, (y aconsejo de ser económica su uso sistemático en comunicaciones de empresas comerciales), en múltiples circunstancias de la vida cotidiana en transacciones del día a día, como envío de presupuestos y facturas, y correspondencia con clientes y proveedores en general y calculo, que en caso de haber un caso que de lugar a un juicio legal, la certificación de esta compañía independiente, seria considerada una prueba de bastante valor testimonial.

Envío por red de Burofax de Correos

No obstante para determinadas operaciones comerciales delicadas convendría utilizar como tercero una entidad certificadora de mayor peso legal. Un paso de más seguridad es utilizar los servicios de Burofax de Correos a través de Internet.

El burofax es una comunicación fehaciente con valor probatorio. Es un servicio que se usa únicamente aquí, en España, y que lo comercializa Correos (burofax es una marca registrada de la Sociedad Estatal Correos y Telégrafos, S.A.) . Correos  ofrece como elemento complementario la certificación de texto, en la que se certifica el contenido del envío así como el resultado del mismo, por lo que constituye prueba plena de haberse enviado una comunicación concreta en la fecha certificada a un destinatario determinado.

El burofax es muy útil porque puedes enviar al destinatario documentos gráficos, como cartas, fotografías o contratos.Basta para ello generar un fichero PDF con el contenido a enviar. Para hacerlo basta que instales un programa que simula un impresora virtual más en tu programa habitual de tratamiento de textos, (por ejemplo Word), y que tal fichero lo remitas directamente a un servicio que a tal efecto tiene montado  Correos

 

El importe del servicio es más elevado que en el caso anterior y varía en función del número de páginas, forma de entrega, domiciliaria, en la oficina de Corroes o en Apartado Postal y si solicitas acuse de recibo o copia certificada pudiendo variar el precio de 8 a 21 euros por entrega aproximadamente 

El problema que tiene este sistema frente al anterior mucho mas flexible es que no admite documentos adjuntos, por tanto no podremos certificar por este sistema  un texto que lleve adjuntos ficheros de planos de Autocad, fotografías jpg , o música mp3, pues solo es posible certificar ficheros PDF formato DIN A4 y de tamaño no superior a 1 MB. Por otra parte puedes enviar trabajos en color pero el burofax impreso que recibirá el destinatario será en blanco y negro.

En el capítulo de las ventajas está el que admiten pagos Internet desde una tarjeta de crédito e incluso mediante Pay Pal.

Burotex, certificación de SMS

Otro servicio poco conocido y que puede ser muy útil es el Burotex  otra empresa certificadora de SNS que añalogamente que las empresas anteriores actuan de terceros para certificar el enví y texto de SMS de una compañía. De esta forma ha y teceros que certifica el envío de mensajes  para comunicar asuntos como vencimiento de periodos, vigencias, garantías, etd.

Conviene no obstante saber, que a diferencia de Burofax que es una marca registrada de Correos y es una certificación ámpliamente reconocida en los tribunales, Burotex es una copañía privada que evidentemente tien un peso a la hora de certificar algo en un litigio pero no mayor de lo que lo pueda tener Serial Stamper.

Por supuesto será mejor en caso de litigio poder llevar un testigo imparcial que náda pero desde luego no es lo mismo que ese testigo sea Correos que una empresa comercial.

Conducto notarial, el camino más seguro

En operaciones realmente delicadas no cabe duda que deberemos utilizar un servicio que en caso de litigio sea una prueba incontrovertible, para ello nada mejor que hacerlo por conducto notarial, pues ello nos da la máxima veracidad a nuestra documentación en caso de juicio civil

Hay un servicio específico para tal unos el ANCERT,  (Agencia Notarial de Certificación), pero en lo que yo he entendido no tiene ningún sistema de certificación telemática de documentos digitales. Incomprensiblemente los notarios se están quedando anticuados en este punto.

eNotarius, el registrador noruego

Sin embargo he encontrado una oficina de certificación Noruega e-Notarius que si cumple con estos requisitos, que tiene abierta una oficina en Dinamarca. Yo calculo, (aunque no lo se con seguridad), que un tribunal español no podría ignorar una certificación realizada por un organismo con rango parecido a una notaría que resulta oficial en Dinamarca, país, no lo olvidemos que pertenece a la Comunidad Europea por lo que las titulaciones legales danesas, tiene que ser aceptadas en España, por lo que a mi juicio si un notario danés certifica que yo he enviado un documento con cierto contenido a un señor, los jueces españoles no lo pueden ignorar.

También eNotarius tiene una certificacion de correos al estilo de la que hemos visto antes que probablemente ttenga en los tribunales más peso que la dada por Serial Stamper.

No obstante correr el riesgo de no tener el nivel de certificación adecuado al utilizar tal artificio para evitarse una visita al notario más próximo no me parece sensato. Así que en casos extremos considero que aun Internet no s es el vehículo adecuado.

 

Félix Maocho

.

About these ads

5 agosto 2012 - Posted by | Informática para PYMES |

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 409 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: