Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Plantar variedades autóctonas, ¿moda, o hay razón lógica?

Por Félix Maocho
10/9/11

Quien siga este blog, habrá observado la preocupación que tenemos por recomendar, que en lo posible, se cultiven verduras tradicionales y autóctonas, y ello está motivado por la conveniencia de conservar la biodiversidad, porque muchas de ellas se han dejado de cultivarse por no ser “comerciales”. ¿Supone eso que debemos “sacrificar” nuestros huertos para hacer de museos de variedades anticuadas?

No, siempre ni en todos los casos, si bien es cierto que estas variedades han dejado de ser comerciales y por tanto no son adecuadas para los huertos tecnificados que surten nuestros mercados, ello no supone en la mayoría de los casos, sino que con frecuencia es lo contrario, que esas semillas tradicionales no sean las más adecuadas para un huerto familiar.

Por otra parte el segundo motivo, ayudar a mantener la biodiversidad no es menos importante que el anterior. Nosotros, los que tenemos el huerto como un hobby y ni como la forma principal de ganarnos la vida, “podemos permitirnos el lujo” de contribuir con nuestro huerto a mantener la biodiversidad, al cultivar estas plantas tradicionales, pues la tendencia actual, es centrar la producción de hortalizas en sólo un puñado de variedades, que son las más “comerciales”, abandonando la siembra de todas las demás con la pérdida irreparable de biodiversidad que a medio plazo puede transformarse en un riesgo indudable para las especies.

Las razones que tiene en un huerto industrial para no seleccionar  determinadas semillas, no son las que tendría un hortelano de un huerto familiar. Por poner un ejemplo, habrán visto en el mercado unos tomates esféricos que nacen en racimos que son todos igual de grandes y con el mismo estado de maduración. Esos tomates son ideales para una plantación industrial, porque todos son del mismo calibre comercial, ni muy grandes, ni muy pequeños.

Al madurar todos al tiempo, ahorra mucha mano de obra en la recolección y es fácil llenar grandes camiones de ellos para trasladarlos de las fincas a los grandes centros de consumo y por otra parte permite arrancar la plantación nada mas recoger la cosecha, liberando el terreno para otro cultivo y por último, su textura gomosa, aguanta perfectamente largos transportes, a la vez que el brillo y color rojo intenso de su piel atrae la mirada del comprador en los lineales del hipermercado.

Todas esas consideraciones, son de gran valor para una empresa de horticultura y empujan a muchos grandes cultivos a seleccionar esas variedades, sin embargo, esas mismas propiedades, no son valoradas o incluso son inconvenientes en un cultivo familiar.

Un ejemplo de virtud poco valorada, es que aguanten bien el transporte, cuando el transporte que van a tener son los escasos metros que separan en huerto de la cocina. Tampoco que sean del mismo calibre suele ser virtud muy valorada por el aficionado, que a diferencia del comprador de supermercado, está acostumbrado a no despreciar y comer tomates de cualquier tamaño y forma, no despreciará un tomate porque tenga un crecimiento irregular e incluso no duda en comerse un tomate con señas de picado de la mosca, eliminando solo una pequeña porción alrededor de la picadura.

Otras características pasan de ser virtud a defecto, en el huerto familiar. Que en la planta de tomates maduren todos a la vez, es ventaja cuando se pagan jornales para recogerlos y cargarlos en camiones que los llevarán al mercado. Pero ¿qué haces en un huerto familiar si toda la cosecha de tomates madura el mismo día? ¿No será preferible tener variedades en las que vayan madurando los tomates poco a poco de forma que tengas en unas pocas plantas una producción continuada de unos cuantos tomates durante el máximo de tiempo posible?.

Pues así, lo solían hacer las variedades autóctonas, no por nada. si no porque hasta hace poco, así seleccionaban las semillas los huertanos, para tener frutos frescos para vender el máximo de tiempo posible a un pequeño mercado local y no como a hora, un hipermercado gigantesco a cientos de kilómetros.

Y observará que no hemos hablado de lo más  preocupa al horticultor familiar, ¿Sabrán ricos esos tomates? Pues vamos a descubrir un secreto a voces. De todas las características que le preocupa a un cultivador industrial a la hora de seleccionar una semillas, la textura y sabor en boca de las verduras, es de la que menos le preocupa, no digo que no le preocupe, pero es de las cuestiones que le preocupan en último lugar.

Todos nos quejamos que hoy las verduras y las frutas que compramos en los Hipermercados no saben a nada, pero nadie se preocupa de elegir las verduras por la variedad, sino solo por el aspecto y el tamaño y claro está, los comerciantes ponen en su tienda lo que la gente quiere comprar, es decir los productos de aspecto más atractivo y no los que saben mejor.

Pongo otro ejemplo, frutos como higos o ciruelas claudias, cuando tiene buen sabor tiene mal aspecto, son pegajosos y la piel se rompe. Reto a que encuentren en un supermercado higos y ciruelas claudias maduras, No los encontrarán, a cambio encontrarán unos higos y ciruelas preciosas de sabor mas que deficiente. ¿Creen que el frutero no sabe de fruta, o que es el público el que impone las condiciones?

Así que en el mercado pondrán a la venta unos productos muy bellos y muy coloridos y muy uniformes,  pero que tiene un sabor intermedio entre plástico y el cartón, si la gente quiere esos bellos objetos esféricos, ¿por qué va a ser el comerciante el que lleve la contraria a sus clientes?.

Félíx Maocho




.

 

About these ads

10 septiembre 2011 - Posted by | Horticultura |

4 comentarios »

  1. Saludos.-
    Acabas de poner el dedo en la llaga .- ¿ porque hemos llegado a este extremo ?
    Una de las cosas que mas me gusta es .- ver como la gente compra .- , vivo en una gran ciudad .- Badalona.- al lado de una gran urbe que es Barcelona , cerca hay una gran extension de terreno llena de super almacenes de todo tipo que atraen a cientos de miles de consumidores cada dia
    Observo las mesas de frutas de aproximadamente 1 metro cuadrado por espècie y variedad de productos , los tomates solo les falta ponerse en formación .- son clones .- las lechugas una al lado de otras parecen dormitar el sueño eterno envueltas en bolsas de plastico , todo perfecto, limpio bien colocado , todo aseptico con una luz …….vayamos a por la iluminación ( toda uniforme aunque los tubos fluorescentes de la carne no son de la tonalidad de los tomates o de las lechugas ) no hay sombras ni claroscuros .
    Instan a los compradores a utilizar guantes de plástico para coger los productos y colocarlos en bolsas de plástico ( asi no sabremos por el tacto de las texturas de los productos ) ¿ para cuando que vayamos también con mascarillas de plástico ??
    Se consume por su exterior y cuando llevamos los tomates a nuestras casa y los abrimos ¡¡ZAS¡¡ rojos por fuera amarillos en el interior o color butano , y las semillas ( si se puede decir semillas ) parecen de verduras de mas alla de la constelacion de Orion
    Otros sin embargo permanecen compactos .- si .- compactos duros con una textura interior parecida al mejor cuero .
    Podría estar comentando horas y horas las ” maravillas ” de esa orgía compradora de vegetales y frutas pero no hay espacio , luego todos comentan ” NO SON COMO LOS DE ANTES ”
    Gracias a años y años de cultivo , las hortalizas han derivado en variedades y eso es un don de la naturaleza y debemos aprovecharlo
    Esas practicas comerciales de la uniformidad , se acabarian cuando ” esos locos hortelanos caseros ” proliferaran como setas
    Si animamos a nuestros vecinos , conocidos a que probaran un par de veces a ser ” fabricantes ” de lo que van a consumir , aunque fuera una pequeña cantidad , las cosas irian cambiando y volveriamos esta sociedad a comer productos como LOS DE ANTES
    Al fin y al cabo NO sabemos lo que consumimos ya que desconocemos los productos que ” adornan” lo que comemos
    Es imposible ser ganadero casero en pisos , pero si es posible ser mini-hortelanos
    Tambien dar animos a los que , como Felix , desde su pequeña WEB , nos da a conocer muchas cosas que desconocemos
    Ojala podamos desde esta pequeña ventana , poder ” discutir” de nuestra afición de la horticultura y poder intercambiar experiencias , que desde la variedad de formas y conceptos podamos enriquecernos personalmente con lo mas maravilloso , la experiencia nuestra y de los demas
    Y a ser posible , tener productos como LOS DE ANTES

    Comentario por Ernesto Garcia | 11 septiembre 2011 | Responder

    • Gracias por tus palabras. Pero no olvides que yo escribo para huertos familiares en España, donde pese a la crisis, aun esto es un hobby y no importa a qué precio real sale el tomate de nuestro huerto, Si yo hablara de huertos familiares en Äfrica, donde los fruto del huerto forman parte de la dieta de la familia y los excedentes, suponen un extra fundamental para el hortelano, quizá mis consejos fueran diferentes y aconsejara la selección de las semillas más productoras y que permitieran mejor conservarlas más tiempo sin nevera, pues eso es lo que ello necesitan y en sus necesidades, ocupan un puesto más retrasado la ecología y mucho más la biodiversidad.

      Por la misma razón si escribiera para huertos extensivos, informaría de las semillas que mejor fueran para su negocio, contando con que la media de los compradores, escoge la fruta mirando solo el color y el tamaño. No se ha dado cuenta que las coliflores han reducido su tamaño a la mitad,.No seré yo el que los critique, quizá haya que crear cursos de reconocimiento y cata de tomates, pues tenga la seguridad que si la gente eligiera buen sabor, los supermercados podrían hortalizas de buen sabor, pero no podemos pedirles que nos enseñen a comprar, bastante tienen com aprender a poner a la venta, lo que queremos comprar..

      .

      Comentario por felixmaocho | 11 septiembre 2011 | Responder

  2. Hola Felix te felicito por tu blog. Espero que puedas aconsejarme desde tu amplia experiencia. Me traslado próximamente a una pequeña casa que, aunque pequeña, dispone de una terraza de 25 mts.cuadrados, soleada y en la que pienso montar unos tiestos para sembrar algunas hortalizas y si me animo, una mesa de cultivo. No tengo ninguna experiencia. En diciembre pasado sembré ya algunos ajos y asombrosamente están brotando. No se si los riego mucho o poco, pero es igual, espero que salga algo de ahí.
    Alguien mas experto que yo me dijo que si tenia azotea ¡ya tenia huerto! Me habló de la orientación, del viento, de las horas de sol, del tipo de tierra, estiercol de caballo, del agua de lluvia,… Puedes darme algún consejo o recomendarme algunas lecturas. Espero tus noticias,GRACIAS.
    Sergio

    Comentario por SERGIO CASTAÑEDA GONZALEZ | 23 enero 2012 | Responder

    • Poniendo “ñacetohuerto” y “hurto urbano” en Google encontrarás muchos montones de sitios especializados en huertos en terraza. Mi consejo es que sigas a Picarona http://picarona.blogspot.com/ que quien escribe en Internet, es de las que más sabe de huertos en tiestos.

      La horticultura en tiestos viene condicionada por la tierra que tiene a su disposición las plantas, por lo que no es adecuada para plantas que sus raíces necesiten mucho espacio, (como por ejemplo los melones), lo que sabremos por el “marco de siembra”, (distancia entre plantas), aconsejado. Si el marco es grande, necesitamos tiestos más grandes si es pequeño hasta se pueden sembrar varias plantas en un mismo tiesto.

      El segundo condicionante es la luz, las hortalizas en general necesitan muchas horas de insolación, pues son plantas que tradicionalmente se han plantado en huertas exentos de árboles y por tanto las semillas que hay, después de siglos de cultivo son en general ávidas de luz, (salvo excepciones como la fresa, que se da mejor a media sombra), eso suele ser un problema en una terraza, pues el propio edifico o los adyacentes pueden dar sombra en la terraza. Claro esta, que hay terrazas orientadas a sur y que ningún edificio les da sonbra y hay terrazas orientadas a norte, que casi todo el día les da sombra, si es del primer tipo, o solo tiene pocas horas de sonbra, olvidate del problema, si es muy sombría, planta hortalizas, (y hierbas aromáticas), que resistan mejor la sombra y flores y olvídate de las devoradoras de luz.

      Hay trucos, como usar carros que se pueden cambiar se sitio e ir persiguiendo por la terrazaa el rayo de luz, (ver en el indice el huerto de Leopoldo), pero salvo que seas un forofo no te lo aconsejo.Lo que si puedes hacer es pintar las paredes de blanco para que reflejem mejor la luz que reciban.

      Otro condicionante es el riego. Los tiestos se desecan más que el suelo, por lo que hay que tener más cuidado con el riego, con riegos cortos y menos espaciados que lo que se aconseja en el suelo, pero respetando cuando las plantas lo exigen, periodos de sequía entre riegos para que no prosperen los hongos.La experiencia en est campo es fundamental, tocando el sustrato debes llegar a saber si necesitas regarlo.

      Instalte si no lo tienes. un grifo en la terraza, porque si no. con las regaderas pondrás perdida toda la casa.

      Por último hay otro condicionante, el suelo tiene que ser más fértil, pues las plantas tiene menos tierra a su servicio. Una solución, (hay otras), es utilizar la mezcla de Mel (1/3 arena (de la que se echa al cemento, 1/3 vermiculita y 1/3 de tierra de jardín). Este sustrato es compatible con la agricultura ecológica y muy fértil. Pasdo un tiempo cuando notes que las plantas piden más alimento, añades más vermiculita, o el compost que vayas haciendo, (algo que te aconsejo) , con los restos vejetales del macetohuerto y la cocina o si no eres ecologista estricto, (yo no lo soy), con un poco de abono.

      Luego esta claro está la experiencia que vayas consiguiendo, te aconsejo comenzar con plantas agradecidas como los tomates la lechuga y el perejil y luego poco a poco ir añadiendo nuevas verduras que te guste comer. Mi consejo es que siembres pocas cantidas y muy variadas, mejor que poca variedad y graNDea plantaciones, (mira mis fichas de cultivos).

      Tendrás muchos fracasos, pero también éxitos, que ni te los puede figurar, cuando aciertas en todo la naturaleza es generosísisma. Las verduras de tu huerto te sabran siempe excelentes (aun que no lo sean, por lo menos estarán cortadas en su momento de madurez) y te habran costado un montón, (si considramos la hora/hombre y que riegas con agua potable), pero también habras ahorrado en medicinas para combatir el stress y habrás hecho ejercicio y tomado el aire.

      Otra cosa, en una terraza, conviene que sea por estética, mixta de huerto y jardím, pues el huerto hay temporadas que esta feo, pues tiene unas planta muy pequeñitas o no esta plantado. Distribuye estrategicamente plantas de flores y arbustos y tenlo siempre todo muy limpio y ordenado, para que no aburras a tu pareja.

      Por último las mesas de cultivo tiene la ventaja que no tienes que agacharte para cuidar las plantas, si eres viejo te puede ser muy çutil, pero no las veo otra ventaja que tener por ejemplo la terraza llena de bolsas de rafia, como las que venden en IKEA, llenas de tierra que son muchísimo más baratas y si quieres adornar, tapas los frentes de las bolsas con unas bordillos de troncos de madera tratados para intemperie que venden e Leroy Merlin.

      Suerte en la empresa

      Comentario por felixmaocho | 23 enero 2012 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 403 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: