Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto familiar – Sistemas de riego automático

Por Félix Maocho
4/6/2010

De cara al verano conviene que vayamos preparando los sistemas de riego automáticos que nos permitan alejarnos del huerto en estas fechas tan críticas para el desarrollo de las plantas.

Temporizadores

El método mas sencillo y tradicional de controlar el riego es por tiempo. En el mercado hay miles de dispositivos temporizadores que regulan cuanta veces queremos regar nuestro huerto y por cuanto tiempo, Este tipo de aparatos adaptables a un grifo o a una manguera los encontraremos en cualquier tienda que tengan sección de herramientas de jardín o huerto plantas tanto en supermercados, como en tiendas especializadas.

Los mejores programadores de riego van alimentados alimentados con pilas y hacer hasta 4 riegos diarios con duraciones desde 1m. hasta 1 hora, y además regar solo en determinados días de la semana, no necesariamente todos los días

Conviene establecer varios circuitos de riego con diferente frecuencia de riego de forma que no reguemos por igual todas las plantas del huertos sino según le convenga a cada una, por ejemplo un circuito riega frecuentemente y por poco espacio de tiempo con el fin de conseguir mantener húmedo siempre el suelo y otro que da riegos espaciados por ejemplo una veces por semana pero durante más tiempo de forma que el agua inunda más la tierra pero deja que se seque entre riego y riego.

En la primera foto se ve el dispositivo multitoma con 2 programadores automáticos. aparte de otra salida que permite el riego constante para dispositivos de riego por capilaridad continuo como las mangueras  exudantes,

Un problema mo tiene en cuenta las necesidades hídricas

Sin embargo el problema que yo veo a todos estos sistemas, por buena y sofisticada que sea la forma de controlar el numero de riegos y su intensidad es que solo toma en cuenta el tiempo transcurrido entre riegos y no las necesidades hídricas de la planta. Si en el tiempo en que no estamos cae un aguacero que lo inunda todo, el sistema de riego t seguirá soltando agua como si tal cosa, por el contrario si se levanta un viento cálido sofocante, que lo deseca todo no por ello aumentara el riego.

Las circunstancias que hacen que la planta tome agua de la tierra o sustrato son muy variables y cambian constantemente en función de muchos parámetros: la temperatura de su entorno, la humedad relativa ambiental, la insolación, el día o la noche, la estación del año. De esta manera parece imposible regar acertadamente nuestras plantas siguiendo un método basado en relojes. Por este motivo he buscado sistemas en Internet que controlen la humedad de la tierra como parámetro a tener en cuenta para iniciar el riego,

 

Gel para riego

Se trata de un producto químico capaz de absorber agua en gran proporción para ir soltándola progresivamente. Es de bajo precio unos  2.5  euros por 250 gramos de gel según la publicidad del producto, con una autonomía de 30 días.

Sinceramente este tipo de productos no nos convence  En primer lugar, al ser una gelatina, se evapora con facilidad en las plantas a las que les da directamente el sol por lo que su duración es reducida (unos 3 días si le da el sol directamente). En segundo lugar, su publicidad exagera pues ninguna planta dura 30 días con sólo 25 cl de agua. Que es lo que absorbe  y por último es un sistema muy sucio pues el gel es bastante pegajoso al tacto y además cuando se evapora deja un pequeño poso blanco difícil de sacar que mancha el sustrato, aunque no le perjudica.

 

Conos cerámicos

Los aparatos mas sencillos son los diseñados para el riego de  tiestos, en el supermercado he encontrado dos a un precio realmente reducido. Se trata de unos conos cerámicos que dejan pasar la humedad pero no el agua de esa forma se va repartiendo el agua que llega al interior del cono por vasos comunicantes y desde allí a la tierra a medida que la sequedad de la tierra absorbe la humedad existente en el cono. Esta pequeña humedad es suficiente para mantener lozanas la mayoría de las plantas,

Con este aparato hay que tener las siguientes precauciones. El deposito de agua debe estar más o menos al mismo nivel que la punta del cono o algo ligeramente superior de forma que la pequeña diferencia de alturas haga que presión atmosférica vacíe totalmente el depósito pero sin excesivas prisas.

Por otra parte es necesario “cebar” el  pequeño tubo que comunica el depósito y la cámara cerámica para que el efecto de los vasos comunicantes funcione, por ello es necesario la primera vez y si rellenamos el depósito del todo llenar la cámara cerámica de agua. Por último para aumentar la porosidad de la cerámica conviene tener sumergido el aparato totalmente en agua un par de días.

Una variante de este sistema es le denominado Acuasolo,    donde el cono cerámico esta preparado para roscarse en una botella de plástico reciclada que una vez  hincada en el suelo perforaremos en su base

A mi juicio este es un sistema razonablemente económico y sencillo para quien solo tiene un macetohuerto formado por unas cuantas plantas y repartida en unas cuantas macetas pero que resulta algo engorroso cuando tengamos una mediana extensión de terreno por regar,

Tiene el mismo inconveniente que el anterior el agua llega constantemente y no es la planta, el que decide cuanta agua debe consumir con el consiguiente riesgo de encharcamiento o de “achicharrar” las plantas si se dan temperaturas elevadas durante una ausencia prolongada

 

Riego por capilaridad

La capilaridad es una propiedad física mediante la cual el agua avanza e incluso puede ascender a través de minúsculos canales, (desde unos milímetros hasta micras de tamaño), cuando el agua se introduce entre las paredes de este canal. El caso mas claro de capilaridad lo producen las manchas de humedad que no son mas que el desplazamiento del agua desde un punto húmedo hacia zonas más secas.

También es perfectamente visible este efecto cuando ponemos en contacto un terrón de azúcar con el café. El agua del café asciende por el terrón  en pocos segundos, o estudiando como se extiende la humedad en una esponja o trapo de “spontex”,

La capilaridad, es la forma natural por la que el agua del subsuelo asciende hacia la superficie de nuestros campos y bosques y nutre a todas las plantas de la tierra.

 

Macetas hidro regantes

El sistema mas divulgado son las macetas con autoriego. Sobre  macetas autoregantes o  hidrojardineras ya escribimos un post . El problema es su alto coste y solo ser adecuadas para cultivos en macetohuertos. Presenta además algunos problemas como es que a medio y largo plazo las raíces de las plantas alcanzan el depósito de agua y oprimen las mechas cortando el ascenso del agua. Además existe la posibilidad de que el agua estancada en el fondo del depósito de la jardinera se acabe por pudrir y huela.

 

Sistema Rido

Consiste en unos botes fabricados por la casa Rido que se depositan sobre el suelo y tiene un sistema basado en dos mechas que sueltan por capilaridad el agua que contienen. el agua que contiene

Se trata de un sistema de riego por capilaridad compuesto por un depósito de 500 cl con forma bote de plastico transparente,  con dos mechasen  la base una  inferior debe estar en contacto con el sustrato y la mecha lateral libre de cualquier obstrucción. Por medio de su sistema de riego por capilaridad asegura que la planta toma exclusivamente el agua que necesita.

El volumen de los botes oscila entre los 500 cl y los 3 litros mediante módulos adosables, El sistema es muy fiable además es limpio Es un buen sistema para regar las plantas. Su principal inconveniente es la estabilidad del depósito en el exterior ya que el viento la puede tumbar. Al parecer el nuevo modelo (Modular) es  más estable, pues tiene unos pinchos que permiten clavarla algo en el suelo.

Rido permite que las plantas pueden beber agua “a demanda”, es decir en función de sus necesidades de cada momento y sin depender de ningún artilugio, gel, aditivo, ni tipo específico de contenedor o maceta especialmente preparado para el riego automático., al conectarse el depósito al sustrato a través de su mecha, con lo que se crea un circuito capilar de agua entre el depósito y el sustrato quedando así la planta hidratada en todo momento.

Como además posee un depósito traslúcido, podemos ver el nivel de agua y esto asegura su reposición a tiempo. hora bien, la duración del agua del depósito dependerá de todas las circunstancias antes reseñadas, y en especial del calor ambiental. A mayor temperatura, la planta consumirá más agua y por tanto se deberá rellenar el depósito más frecuentemente.

El riego por capilaridad mantiene el grado de n humedad

Todos estos tipos de riego tiene la ventaja que se auto regula es decir que solo sube cuando la tierra situada en la parte superior alcanza un nivel de sequedad por lo que el agua sube a medida que es necesaria. Sin embargo tiene el inconveniente de estar pensados para un maceta como máximo lo que dificultan su uso en un huerto aun que sea de mínimo tamaño,

Tropf Blumat

Un sistema pensado para riego de huertos y jardines que tiene en cuenta la sequedad de la tierra es el de Tropf Blumat,  de instalación facilísima y rápida, sin necesidad de programadores y por tanto  ni pilas ni luz. Permite que las plantas consumen agua a medida que las necesitan.

Para ello unos conos cerámicos abren unos goteros cuando detectan falta de humedad cerca de la planta, poniendo en marcha f goteros que irán funcionando hasta que se restablezca el nivel de humedad en la tierra..el sistema, una vez conectado a un grifo, funciona automáticamente y no riega cuando llueve o hay alta humedad. Funciona a baja presión y evita perdidas de agua.

En este otro vídeo vemos como un solo cono cerámico controla una linea de goteros

No controla los periodos secos entre riegos

Sin embargo para mi tiene un defecto que si bien entrega agua según la necesidad de la tierra no se pueden programar los riegos dejando épocas de sequía  por tanto si que remos programar épocas de sequía entre riegos, indispensable para evitar le ataque de hongos en ciertos cultivos, deberemos poner algún tipo de dispositivo horario que solo entregue agua en determinados días y mantenga cerrado el riego en otros.

Habrá que esperar alguien que invente algún dispositivo basado en este principio mas sofistoicado que permite los descansos entre riegos.

Félix Maocho

 

 

About these ads

4 junio 2010 - Posted by | Horticultura | , ,

2 comentarios »

  1. [...] See the original post here:  Huerto familiar – Sistemas de riego automático « Felix Maocho [...]

    Pingback por Huerto familiar – Sistemas de riego automático « Felix Maocho « Thermomix Blog | 4 junio 2010 | Responder

  2. [...] modelo más sencillo de este tipo de aparatos es el Tropf Blumant que ya he presentado en otra ocasión  y pese a su sencillez, sigue siendo muy útil en macetohuertos. Recientemente han añadido algún [...]

    Pingback por Huerto familiar – Medidores de la humedad del suelo « Felix Maocho | 1 enero 2013 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 416 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: