Felix Maocho

Para quien le interese lo que a nosotros nos interesa

Huerto Familiar – Cómo hacer los bancales

Un duro trabajo remover la tierra

 

En los huertos familiares, todos los expertos se inclinan por los bancales trabajados en profundidad, que nunca se pisan, para que no se apelmace la arena. Ahora bien en un huerto pequeño, pero digno de tal nombre, que destine realmente a bancales solo 25 m2, supone remover 12,5 m3 de tierra. Calculando una densidad próxima a los 3 Kg. por dm3 hay que desmoronar 37 toneladas de tierra compactada, lo que es equivalente a picar y airear el volumen de un camión trailer, y eso supone mucho trabajo, por lo que pensar en no plantar nada hasta acabar los bancales, echa hacia atrás a cualquiera.

 

Buscar ayuda mecánica

 

Es por ello que si tenemos espacio para que un tractor se revuelva en él, es muy interesante averiguar si alguien de la zona esta dispuesto a roturarnos la tierra, pues aunque sea caro, es una labor que se hace una vez y que queda para muchos años, si cuidamos con esmero nuestros bancales y no permitimos que se vuelvan a apelmazar.

 

En el caso que no pueda encontrarse un tractor que lo haga o que este no pueda acceder al terreno de la finca, se puede alquilar un motocultor, o mulas mecánicas y hay algunos modelos que admiten una especie de arado romano que permite cultivar mas o menos 15 cm. de profundidad en vez de los 12 cm, que labra el rotovator del motocultor. Hemos incluido en el final del post las direcciones que hemos podido recolectar de empresas que alquilan este tipo de equipos. En ultimo caso, si no se encuentra otra solución, se puede acudir a taladros eléctricos pensados para la demolición de construcciones de cemento, como método de cavar y airear el terreno por primera vez.

 

Insisto, que si el terreno no ha sido removida en los últimos años y esta apelmazado, deberemos utilizar un medio mecánico para roturar el suelo por primera vez, si hay algún ecólogo purista que opina que no hace falta, que escuche el vídeo donde Gaspar Caballero, al que todos consideramos un apóstol del huerto ecológico, recomienda el uso de medios mecánicos para labrar la tierra primera y única vez

 

Continúa el artículo 

Averiguar que hay en el subsuelo

 

No obstante, antes de levantar el subsuelo, deberemos saber que hay en él, pues, aunque ocurre raras veces, el terreno cultivable puede ser solo una fina capa de tierra depositada por los siglos y el viento sobre un suelo de pura roca, o, aunque es aún mas raro, la tierra cultivable se encuentra sobre una capa de yesos u otras sustancias, que mejor es que se queden donde está y que no la saquemos a la luz.

 

Por ello antes que nada, debemos hacer dos tres catas aleatorias para ver que nos encontramos, o algo más sencillo, preguntar a algún agricultor de la zona si aconseja o no remover el subsuelo en el pago donde esté situado nuestro huerto.

 

Encharcar el terreno

 

Aconsejan los expertos que el día antes de roturar el terreno se riegue abundantemente, incluso varias veces al día, con el fin de que ablande la tierra y se más fácil roturar el terreno. Con ello tendremos ocasión de observar cuanto es lo que penetra el agua en la tierra no cultivada, en ocasiones no consigue penetrar mas que cuatro o cinco v¡centímetros, lo que demuestra lo importante que es tener un substrato suelto y aireado que permita penetrar la humedad y con ello ser soporte de los microorganismos que descomponen la materia orgánica y crean los minerales indispensables para el crecimiento de las plantas.

 

Cultivo en terrazas y balcones

 

 

En el caso de no poder cavar porque el suelo no lo aconseja o mas corrientemente porque vamos a cultivar en una terraza, habrá que decantarse por crear un sustrato cultivable añadiendo tierra de otros sitio. En terrazas yo me decantaría por utilizar el sustrato que recomienda Mat Bartholomew, en su sistema del “Pie cuadrado”, la llamada mezcla del mel, 1/3 de compost, 1/3 de turba y 1/3 de vermiculita gruesa (no hace falta tierra). Se calcula que con 10 kilos de cada componente se llena mas o menos medio metro de superficie del bancal. Si no conviene que la humedad toque el suelo los recipientes que vayan a contener el substrato se pueden colocar sobre pallets reciclados, que se encuentran fácilmente en las obras y vertederos se venden de segunda mano. También sobre todo ello doy las direcciones que he podido conseguir

 

Si el bancal esta sobre tierra, me decanto por el bancal cerámico, relleno con su propia tierra y la que podamos sacar de paseos y zonas que no sean de cultivo, convenientemente tamizada para eliminar las piedras y mezclada con abono y humus vegetal.

 

Simultanear al inicio los sistemas de cultivo

 

Si nos optamos por los tradicionales bancales profundos, aconsejo comenzar simultáneamente la siembra en extensivo- A la vez que vamos creando nuestros bancales en profundidad definitivos en un lado del huerto, cultivamos la tierra en surcos en el otro lado, de esta forma podemos comenzar a sembrar sin mayor demora, que es en realidad lo que nos apetece, y simultáneamente iniciamos la que será nuestro huerto en el futuro.

 

Yo me confieso partidario del bancal cerámico pues me parece más sencillo llegar a tener una gruesa capa de tierra suelta a base de añadir poco a poco tierra a los bancales, que comenzar a cavar a pico y pala hasta alcanzar esa profundidad, pues las herramientas agrícolas habituales no llegarán normalmente a la profundidad y pese a lo que dijera el bueno de John Seymour, reto al mas forzudo de sus nietos a que en mi parcela clave el extremo de su pala mas de 4 cm. utilizando solo la fuerza de su pierna y el peso de su cuerpo. Quizá sea posible hacer eso en las verdes praderas de Inglaterra pero no en los resecos cotarros de España.

 

Marcar bancales y senderos

 

Para preparar el terreno de los bancales una vez levantada la tierra, marcaremos por donde van los senderos con estacas y cordel y nos acostumbraremos a no pisar el terreno destinado a bancal, salvo que sea imprescindible. Si tenemos que pisar mucho el bancal conviene poner una puerta vieja o cualquier superficie similar que reparta el peso de nuestro cuerpo por una amplia superficie.

 

Debemos utilizar un descubrimiento que hicieron los antiguos egipcios, la mejor forma de hacer un ángulo recto en el suelo es con un cordón con tres nudos que marcen tres distancias proporcionales a 3, 4 y 5, por ejemplo 1,5 m., 2 m. y 2,5 m. los nudos marcan los vértices de un triángulo rectángul4o, de acuerdo con el teorema de la hipotenusa. Cordel y estacas o tozos de ferralla es algo que usaremos con cierta frecuencia así que mas vale ir haciendo acopio.

 

Bancales para cultivo en extensivo

 

Según la técnica de cultivo que vaya a utilizar tendrán que ser los bancales, Si va a utilizar el cultivo extensivo los bancales deberán ser mas anchos, recomiendo dedicar el espacio de dos bancales definitivos y el sendero de separación, para que cuando vaya a pasar a técnicas de bancal profundo pueda transformar unos bancales en otros sin esfuerzo.

 

Si vamos a sembrar en extensivo una forma de conseguir dar más tierra a las plantas es hacerlo, tal como se cultivaba antes, en surcos de modo que las plantas crezcan en lo alto del surco. De esta forma proporcionamos más tierra labrada a la planta y el agua de lluvia en vez de correr por una superficie incapaz de absorberla estanca en el surco y da tiempo a que la tierra del surco la absorba por capilaridad. Los surcos deben ponerse siguiendo las curvas de nivel, para contener el agua de lluvia, si el terreno es bastante plano orientarlos preferentemente de esta a oeste para que las plantas aprovechen el máximo de luz.. .

 

Bancales profundos

 

Bancal en crestell

Bancal en crestell

Las técnicas de Bancal profundo aconsejan la creación de unos bancales con una anchura máxima de 120 cm. (mas o menos), con el fin de poder cultivarlo desde los bordes, salvo Gaspar Caballero, que aconseja 150 cm. de ancho, pues instala en el medio unas piezas cerámicas de 30 cm. separadas mas o menos un metro, que le valen de puntos de apoyo para labrar sin pisar el bancal con comodidad y entre ellas coloca plantas aromáticas que ayudan a alejar algunas plagas de los cultivos. Indudablemente este sistema hace mas accesible llegar a cualquier punto de los cultivos, independientemente de lo eficaz que puedan ser las plantas aromáticas para defenderse de las plagas. Su inconveniente es que utilizan más superficie para la misma superficie útil. Lógicamente si un bancal esta´al borde de la finca, el del seto por ejemplo, habrá que darle la mitad de anchura.

 

Para poder estar sobre el bancal sin apelmazarlo hay dos soluciones, una es tener una superficie amplia como una puerta vieja o el tablero de una mesa, que se extienda debajo de donde vayamos a pisar para que reparta la presión. Se venden tableros de material reciclado ligeros y resistentes precisamente para impedir que por ejemplo un camión estropee un cesped, uno de esos tableros serían suficiente. Lógicamente no debe haber nada nacido donde la pongamos, lo que limita su uso.

 

El otro sistema es construir con una estructura de metal y madera un “ puente” portátil que apoya en los senderos que bordean el bancal que permiten colocarse sobre plantas no excesivamente altas. El problema es que ya resulta duro trabajar la tierra estando a nivel del suelo, como para hacerlo desde 15 cm. mas alto. Una solución de compromiso, de ser imprescindible pisar la tierra, es airear lo pisado con una laya u horcón, me permito llamarles la atención sobre el modelo que utiliza Gasoar Caballero en el video anterior.

 

Longitud y forma del Bancal

 

Se decante por uno un otro método, todos consideran que dar mas de seis metros de longitud al bancal no es conveniente porque o pisas el bancal para atravesarlo o habrá que dar vueltas muy largas para pasar de uno a otro lado. La forma de los bancales suele ser rectangular y se aconseja en los posible de Norte a Sur para que las plantas reciban la luz por la mañana y por la tarde, pero nadie da especial importancia al tema, Por ejemplo en fincas en cuesta es mas útil seguir las lineas del terreno y hacer terraplenes curvos, que poner bancales rectangulares en determinada dirección. No obstante de no haber una razón de peso el bancal rectangular y alargado facilita colocar cordeles que nos permitan una siembra bien espaciada. Un caso especial es del método del “pié cuadrado” que exige situar sobre el bancal un enrejillado de metal o madera que divida el bancal en segmentos cuadrados de aproximadamente 1/3 de metro, (un pie cuadrado), que sirve de referencia para repartir las plantas en su método de cultivo.

Otro punto que los expertos dan importancia es que los bancales se planten en grupos de cuatro, con el fin de se establezca una correcta rotación de cultivos entre ellos. Creo que de poderse, bueno es, pero no nos debe angustiar el tema en exceso, si solo tenenos dos o tres bancales, podremos rotar igualmente los cultivos, aunque en cada año nos falten una familia de hortalizas, al fin y al cabo eso es importante si buscas la autosuficiencia, pero si solo buscas distracción la verdura que no puedas criar en el huerto la compras en la tienda y asunto arreglado.

 

 

Colocar el cerco de los bancales cerámicos

 

Una vez roturado el terreno, donde vaya a crear bancales cerámicos,es el momento de ir colocando el bordillo., Para ponerlas bien alineadas colocaremos una cuerda entre dos estacas, tensa y a la debida altura de modo que queden enterradas las piezas del lado del camino unos 2 cm., procurando que quede horizontal, para ello venden niveles de gran base en las ferreterías, o podemos usar otro instrumento anterior incluso a los egipcios, que son dos botellas de plástico sin fondo unidas por una manguera. La superficie del agua en las botellas de uno y otro extremo marcan la horizontal.

 

Las piezas cerámicas se colocan de canto en un pequeño surco calzadas con piedrecitas y sostenidas entre clavos largos o ferrallas clavados en el suelo, por cada pieza cerámica que usemos de borde dos clavos o ferrallas hincados por el lado exterior del bancal y una por el interior quedando la pieza cerámica de canto sujeta entre ambas

 

Limpiar el terreno

 

Pasaremos por los bancales un rastrillo que deshagan los terrones de la superficie a la vez que nos ayuda a apartar los elementos vegetales y todo tipo ramas, troncos y piedras que podamos extraer. Los residuos vegetales los utilizaremos para iniciar nuestra producción de humus, los troncos deben ser cortados en trozos para añadir al humus o bien, si no es posible, quemados y añadimos la ceniza. Las piedras, las acumularemos en algún lugar fuera de los bancales, pues también pueden servir en el futuro para construir cimentaciones y muretes de las distintas construcciones que vayamos haciendo o para echar en los sitios de los caminos donde se forme barro.

 

Añadir mas tierra

 

El paso siguiente será añadir la tierra suelta de los paseos y senderos a las fincas adyacentes con el fin de aumentar la superficie de tierra disponible, como de todas formas va a apalear la tierra, nada le cuesta pasarla por un tamiz de tela metálica que separe las piedras no solo grandes sino las medianas. El cedazo se construye con una tela metálica de unos 2/3 cm de tamaño de malla puesta sobre un bastidor de madera o metal que se apoya en el suelo por uno de los lados y en dos barras que la mantiene con una inclinación de unos 60ª, Las paladas de tierra se echan contra la malla separándose las piedras de la tierra.

 

Añadir basura y humus

Otro punto es el suministro de basura, hoy en día resulta muy problemático encontrar suministro de basura orgánica, pues han desaparecido los animales domésticos de los pueblos salvo los que quedan en alguna grande explotación. Lo mismo pasa con residuos de origen vegetal que en su momento producirán el humus que necesita la tierra, cierto es que ambos productos los venden los Garden Center pero a un precio prohibitivo cuando hablamos de las necesidades que de ello va a tener un huerto de tamaño medio y no de llenar unos tiestos..

 

Si hemos tenido la inmensa suerte de encontrar a un precio razonable basura y residuos vegetales, como paja trillada, serrín y viruta, posos de café, turba, restos del prensado de la vid o cualquier materia semejante ha llegado el momento de mezclar estos productos con la tierra.

 

Hay dos teorías una propugna mezclar la basura y el humus con los 20 cm. superficiales de tierra (¿tenemos esa profundidad de terreno?), mientras que el procedimiento de Gaspar Caballero solo contempla el dejarlo en superficie sin mezclar. Gaspar Caballero busca más acercarse a lo que es más natural le humus y la basura en la naturaleza se deposita en la superficie y son las lluvias y las lombrices quienes se encargan de hundirlo.

 

Sin embargo yo me inclino por mezclar lo personalmente porque al menos de momento no he visto una sola lombriz en mi terreno. Para ello el sistema que indican todos los expertos es repartir de una forma uniforme basura y humus sobre el terreno, (ya removido), y, hacer con una pala una una zanja en un extremo de la huerta de una palada, (o lo que podamos), de profundidad, e ir volcando tierra sobre la zanja como hace Gaspar Caballero con una laya en el video que recomendé al principio,o con una pala de jardín si no encontramos ese aparato, que yo al menos no he visto ni en las tiendas especializadas ni en los catálogos, pero que en el saber me aseguraron que existe. Continuaremos apartando cuantos restos vegetales, troncos y piedras encontremos.

De no tener suficiente profundidad de tierra desmenuzada, provisionalmente haremos surcos para aumentar la profundidad de tierra desmenuzada en donde van a crecer las plantas y aun que sea una aberracion para lo cologistas, de no cnseguir, o poder pagar , baura suficiente añadir en sustitución un mínimo de abono mineral equilibrado en nitrógeno, npotasa y fosfóro. Opino que mejor quedarse corto que pasarse, así que puede echarse la mitad de lo que aconseje el fabricante y dejar el resto según crezcan nuestras cosechas. Hemos de recordar que nuestro objetivo no es producir el máximo, como le puede ocurrir a un hortelano profesional, sino disfrutar y lo mismo disfrutamos conplantas menos desarrolladas y ayudaremos a recuperarse a la naturaleza.

 

Una vez labrada la tierra, evitaremos pisar dentro de los bancales salvo bancales extensivos donde se puede pisar en el fondo de los surcos.

 

Direcciones de Interés

 

Métodos de cultivo

 

Método del bancal profundo – Adecuado a huertos familiares de John Seymour

Método de Parades en Crestall - Adaptado al clima seco y caluroso español

Método del bancal de Pié cuadrado – Adecuado a huertos familiares en paios y terrazas

Método del bancal carámico – Variacion sobre el bancal profundo

 

Alquiler de maquinaria

Alkitodo establecida en nueve ciudades diferentes

Leroy Merlin servicio establecido en 21 puntos de venta

Fercon (Alcorcón Madrid)

Peyser (Madrid)

Enymer alquiler de maquinaria a través de colaboradores

Herramientas manuales

Outils wolf

Bellota

 

Substartos

Cantabra de turba – Substaratos en sacos y a granel cturba”arroba” terra.es

Roca Terrano Substratos matillos y complementos

Servicentre Turbas, substratos y abonos

Fitogarden Turba y substratos

Turbaflor S.L turbas y substratos

 

Placas de proteccion del suelo

Placas Power -plates hechas con materiales reciclados, ligeras y resistentes

 

 

 

indice

 

 

 

 

About these ads

15 octubre 2008 - Publicado por | Horticultura |

5 comentarios »

  1. HOLA….¿DONDE VENDEN “EL BIOMOTOCULTOR”???? ESA ESPECIE DE AZADON A DOS MANOS QUE UTILIZA ESE SEÑOR EN EL VIDEO….GRACIAS

    Comentario por benardo | 25 marzo 2009 | Responder

  2. Tengo un artículo “Huerto familiar – Horcas de doble mango” destinado a este aparato que encontrará en esta direccion http://felixmaocho.wordpress.com/2008/12/10/huerto-familiar-%e2%80%93-horcas-de-doble-mango/

    Le extracto un poco lo que dice:

    El problema es que no resulta fácil encontrar este aparato en ferreterías ni centros de bricolaje, yo solo he encontrado un sitio donde las vendan y es por Internet en Ecoprac, un pequeño taller que se dedican a fabricar herramientas específicamente diseñadas para el huerto ecológico.” ……. “teniendo en cuenta la información sobre la herramienta que da Ecoprac en su web, creo que su fabricado es una herramienta de calidad, resistente y bien concebida aunque su precio 105 € * IVA (portes incluidos), me parece algo elevado. No obstante, una buena herramienta es para toda la vida y puede que las próximas fiestas navideñas sen un buen momento para cometer un exceso”

    Solo me queda añadir la direccion de ECOPAC http://www.ecoprac.com/caste/productes.asp

    Toda esta informacion y mucha más la puede encontrar explorando el Índice de Horticultura que coloco al final de los post de este tema. Espero haberle sido útil

    Comentario por felixmaocho | 25 marzo 2009 | Responder

  3. gracias…intentare hablar con ellos….un saludo

    Comentario por benardo | 26 marzo 2009 | Responder

  4. si tengo un terreno con mucha cuesta, como hago los bancales?

    Comentario por jokin | 1 abril 2013 | Responder

    • en escalones

      Comentario por felixmaocho | 1 abril 2013 | Responder


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 344 seguidores

%d personas les gusta esto: